¿Con qué otros nombres se conoce esta patología?

Fasciosis, dolor en la planta del pie, talalgia.

¿Qué es la fascia plantar?

Es una banda de tejido conectivo cuya función es la de sostener el arco longitudinal del pie y asistir dinámicamente a la absorción de la fuerza en el momento de impulso durante la marcha. A groso modo, se encontraría comprendida desde su inserción proximal en la tuberosidad medial del calcáneo, extendiéndose hasta la porción proximal de la primera falange de cada dedo (fundiéndose con los flexores plantares de los dedos, asemejándose a una especie de lámina fibrosa)  y las cabezas de los metatarsianos,  en su extremo distal (1). Figura 1.

fascia plantar

Figura 1. Representación de la fascia plantar.

La fascitis plantar

La fascitis plantar se caracteriza por un dolor localizado en la zona antero-medial del calcáneo que puede irradiarse hacia el borde medial del pie.

La palabra fascitis sugiere inflamación de la fascia. Sin embargo, la literatura actual sugiere que sería más correcto utilizar la denominación fasciosis plantar en vez de fascitis plantar debido a la evidencia de degeneración más que de inflamación en el tejido (2).

El dolor en la planta del pie y próximo al talón es algo que sucede a un altísimo número de personas en todo el mundo. Se estima que alrededor del 7% de los individuos mayores de 65 años, sufren este tipo de molestias y los casos en los que resulta diagnosticada la fascitis plantar con su consiguiente tratamiento, resultan verdaderamente elevados (3).

Además, resulta estar entre el top 5 de los dolores de pie y tobillo que desarrollan los individuos que practican diferentes deportes de impacto como corredores, futbolistas, jugadores de baloncesto (3)…

¿Cuál es la sensación dolorosa típica de la fascitis plantar? (1)(3)

El paciente suele referir dolor en la planta del pie, cerca del talón y dirigido hacia la parte interna del pie. Figura 2.

dolor fascitis plantar

Figura 2. Zona más habitual de dolor en pacientes con fascitis plantar.

¿En qué situaciones o con qué movimientos duele esta patología? (1)(2)(3)(4)

De forma general, un paciente con fascitis plantar tiene más dolor:

  • En los primeros pasos después de un periodo largo de reposo, y muy a menudo en los primeros momentos del día, al levantarse de la cama por la mañana.
  • Al final del día, después de una dura jornada al haber estado caminando mucho tiempo o habiendo estado de pie de manera prolongada.
  • Realizando ejercicio como correr, saltar…es decir, actividades con impacto.
  • Cuando la planta es estirada.
  • Poniéndose de puntillas.

De forma general, un paciente con fascitis plantar siente alivio:

  • No apoyando el pie.
  • Estando en reposo como por ejemplo estando sentado.
  • No suele despertar el dolor, así que no altera el sueño.
  • Realizando un automasaje sobre la planta del pie.
  • Aplicando frío sobre la planta del pie.

¿Cómo se diagnostica?

El diagnóstico se realiza a través de la anamnesis y la exploración física. En las pruebas de imagen (radiografía, ecografía…) se puede apreciar a veces, un espolón en el calcáneo o un engrosamiento de la fascia. Pero en pacientes asintomáticos también se pueden apreciar este tipo de hallazgos. Lo más importante es que aunque el diagnóstico por imagen puede ser usado en el manejo clínico de la fascitis plantar, generalmente no cambia el tratamiento del paciente (4).

¿Qué factores pueden provocar su aparición o hacer que perdure más en el tiempo? (1)(2)(3)

Los factores que se han demostrado que contribuyen a la fascitis plantar son los siguientes:

  • Estar cerca de los 40 años y en adelante.
  • Obesidad.
  • Uso excesivo durante la vida cotidiana (estar mucho tiempo de pie, caminar mucho…).
  • Errores en el entrenamiento (uno de los factores más importantes a tener en cuenta para la prevención en la aparición de fascitis plantar). Ejemplos serían incrementos muy rápidos en volumen y carga de entrenamiento, ejercicios repetitivos de saltos/pliometría, excesivas series de velocidad, ascensos o cross de montaña.
  • Entrenar en superficie dura.
  • Calzado inapropiado.
  • Desacondicionamiento físico, inactividad.
  • Movilidad reducida en flexión dorsal de tobillo.
  • Debilidad y/o rigidez del tendón de Aquiles, de los músculos que componen el tríceps sural en piernas (gastrocnemios y sóleo) y musculatura intrínseca del pie.
  • Falta de flexibilidad en miembros inferiores, excesiva torsión lateral de tibia y una excesiva anteversión femoral (los cuales son los responsables, en ocasiones, de la alteración de la biomecánica durante la carrera).
  • Alteraciones en la biomecánica del pie: pie cavo o pie plano.
  • Espondiloartrosis.
  • Gota.

¿Cuánto dura la fascitis plantar?

El dolor de la fascitis plantar se resuelve de manera muy lenta y progresiva, pero en la mayoría de los casos desaparece por completo. La recuperación de la fascitis plantar se sitúa alrededor del año o los dos años (3).

¿Cómo puede ayudar la fisioterapia en el tratamiento de la fascitis plantar?

La fisioterapia puede de ser gran ayuda para una persona con fascitis plantar, sea sedentaria o deportista.

El tratamiento fisioterapéutico depende de los objetivos que se plantean en cada paciente, por lo tanto, es individual para cada uno de ellos.

Lo más importante es corregir los factores contribuyentes que presenta cada persona:

  • Si presenta debilidad de la musculatura intrínseca del pie, se enseñan ejercicios de fortalecimiento y coordinación de esta musculatura.
  • Si existen errores de entrenamiento, habría que enseñar una readaptación al gesto deportivo.
  • Si existe un aumento de tensión en la zona se enseñan estiramientos de los músculos implicados.
  • Si el paciente es obeso, tendía que reducir su peso.

En la mayoría de las veces, sólo sabemos cuánto influye cada posible factor después del tratamiento. Ejemplo: la persona pierde peso y se ve cómo afecta al dolor de su pie.

Para el tratamiento del dolor, disponemos de numerosas técnicas como la punción seca para el tratamiento de músculos que puedan estar implicados en el dolor, movilización de articulaciones relacionadas con el dolor del paciente, vendajes, masaje…

¿Existen recomendaciones a seguir por el paciente en el propio domicilio? (1)(3)

Por supuesto que sí. Como acompañamiento a cualquier tipo de tratamiento, el paciente puede seguir una serie de recomendaciones, por medio de las cuales, con constancia y tiempo, ayudan en el proceso de recuperación de la fascitis plantar. Ejemplos serían:

  • Estiramientos de la parte posterior de la pierna, antes de pisar el suelo temprano por la mañana.
  • Ejercicios específicos de elongación de la fascia plantar (forzar la flexión dorsal de los dedos del pie)
  • Masajearse la planta del pie en dirección transversal a la fascia.
  • Aplicarse tratamiento con hielo en diferentes momentos del día.
  • Rodar el pie sobre un rodillo o una botella…

La intención de todo ello, sería ir reduciendo el dolor y al mismo tiempo ir tolerando, cada vez de un mejor modo, el incremento de la actividad física. El plan de tratamiento ha de ser flexible y ser reevaluado durante intervalos regulares, para poder realizar un seguimiento de los cambios en la sintomatología.

Referencias Bibliográficas.

  1. Cutts S, Obi N, Pasapula C, Chan W. Plantar Fasciitis. Ann R Coll Surg Engl. 2012;94(8):539-42.
  2. Schwartz EN, Su J. Plantar fasciitis: a concise review. Perm J. 2014; 18(1):e105-7.
  3. Young C. In the clinic. Plantar fasciitis. Ann Intern Med. 2012;156.
  4. Orchard J. Plantar fasciitis. BMJ. 2012; 345:e6603.

Autores.

Pablo García Velasco
Ladislao Campos Sánchez