Este viaje ha sido una de las más grandes experiencias que he tenido en mi vida. Se han juntado muchos factores para que todo haya ido tan bien.

Llegamos a Portland, vía Seattle, Blas Chamorro y yo, a eso del mediodía, y Matthew Walsh nos escribió para tomar un café antes del curso que íbamos a realizar con Peter Malliaras. Era la primera vez que veía a Matt desde el curso que impartió sobre el corredor en Leganés, en noviembre del año pasado. Parecía que no había pasado tanto tiempo, qué gran persona y cuanta humildad atesora. Desde ahí fuimos a recoger a Peter a su hotel.

 

El cursoPatología tendinosa de miembro inferior” fue de 13 horas repartidas en un día y medio y aprendí un montón de cosas que a partir de ahora podré aplicar a mis pacientes. Algunos aspectos que destacaría son los siguientes:

  • La “separación” entre la biomecánica y el dolor como dos entidades que no siempre van unidas. De lo que aquí se habla es de no corregir cualquier alteración de la biomecánica (ej.: una hiperpronación del pie) para cualquier problema, sólo si tiene una implicación funcional como por ejemplo sería una disminución del dolor con cambio en la movilidad.
  • El tendón como estructura de almacenamiento de energía. Debido a esta función, habría que realizar ejercicios que cumplan esta característica.
  • La importancia de aplicar carga (por cierto, a veces cargas muy elevadas) en patología tendinosa de larga evolución y la importancia de cómo progresar en los ejercicios. La clave es que se puede llegar a realizar el ejercicio con dolor (dolor no desagradable) y que no aumente el dolor en las siguientes 24 horas (concepto de irritabilidad, tan importante en el Concepto Maitland).
  • La patología del tendón suele ser multifactorial. Un factor como la obesidad puede ser de gran importancia en alteraciones del tendón.

 

En este orden Ladis, Matthew Walsh, Peter Malliaras y Blas Chamorro

 

El domingo era mi turno, una charla-taller de tres horas sobre punción seca profunda para fisios que trabajan en PACE (Portland Athletic Center of Excellence). En el estado de Oregon, donde se localiza Portland, todavía no pueden aplicar la técnica legalmente. Pero es gracioso que a 10 minutos (en el estado de Washington) sí que pueden hacerlo. Era un gran reto para mí ya que tenía que hablar durante 3 horas en inglés delante de gente muy cualificada . Me sentí muy cómodo ya que veía en sus caras las ganas de aprender e hicieron muchas preguntas desde el punto de vista clínico que es lo que más me gusta. Pedí un voluntario para tratar a alguien con un problema de dolor neuromusculoesqulético y Matt pidió salir para sentir la punción seca profunda ya que tiene un pequeño problema en la rodilla que le dificulta el correr y la realización de algunos ejercicios; primero le pedí que hiciera un gesto que provocase su dolor para poder comparar tras la aplicación de la técnica. Decidió hacer un “one leg squat” (sentadilla con una pierna). Le exploré, encontré zonas a tratar y proseguí con el tratamiento. Por cierto, la aguantó muy bien. Después le pedí que se levantara y que repitiese el gesto que le provocaba su dolor. Sorprendentemente, el dolor desapareció al 100%. Se quedó muy impresionado, no sólo él, sino los compañeros que vinieron al taller. Era la primera vez que tenían una experiencia con la punción seca profunda pero los que la aplicamos sabemos que a veces es una técnica mágica que puede quitar el dolor en unos minutos.

 

dando la charla-taller sobre punción seca profunda

 

Al día siguiente fuimos por la mañana a ver trabajar a Karl que es un fisioterapeuta especialista en hombro. Trata cada día un 80% hombros incluyendo pacientes tras cirugía. Nos llamó la atención los espacios abiertos, tratan como si fueran vestidos de calle e incluso vimos a un fisio tratando con traje y corbata (…y sin bata). La valoración es muy parecida a la que hacemos aquí con terapia manual pero enseguida les ponen a hacer ejercicio. Me quedé con la idea de 2 “aparatos” para facilitar los ejercicios de hombro que me gustaría tener en la clínica.

 

karl´s clinic

 

El martes era el turno de ver trabajar a Matt y parte del equipo de PACE. Matt principalmente trata lesiones de corredores tanto amateurs como profesionales. Me ha encantado PACE, un centro donde tiene 2 zonas diferenciadas, un gimnasio tipo lo que veo en crossfit con kettlebells, barras, mancuernas, cajones, etc., y otra zona donde tienen camillas en un espacio muy abierto también. Si necesitan más intimidad tienen unas salas con unas cortinas. En general tratan a los pacientes vestidos, algo muy diferente a lo que solemos hacer en España. Matt hace una valoración muy funcional y desde ahí pasa a aislar el problema. Su trabajo se basa principalmente en la enseñanza de ejercicios sin olvidar corregir los factores que pueden estar influyendo en el problema. Generalmente ven al paciente, mandan ejercicios para que haya adaptaciones y luego le ven a las 3 semanas.

Una característica común a los centros es que el aire acondicionado siempre está a tope y eso que no era una época de mucho calor. Así que si vas por USA, llévate el abrigo JJ

 

IMG_7550

 

He dejado el último párrafo para mi amigo Blas Chamorro que ha sido mi compañero de viaje en esta espectacular experiencia. Le conocía desde que teníamos unos 16 años pero este viaje me ha hecho conocerle mucho más. Me ha encantado cómo transmite la información que quiere, la pasión por el movimiento, lo que me ha enseñado, poder hablar de cómo afrontar las lesiones de nuestros pacientes, compartir ideas para el futuro a corto plazo. Me quedan muchos recuerdos de este viaje, el Palms Motel que cada vez que pronunciábamos su nombre los taxistas sonreían, parece ser que es un hotel muy romántico, el Alibi cantando Maná con mis 2 registros de voz, la última cena en casa de Matt con su mujer y su hijo, las conversaciones con Anna, Jessica y ver a Will moverse.

 

IMG_7513

 

¡SIN DUDA, EL PRÓXIMO AÑO VUELVO!

Ladis (julio 2016)